jueves, 28 de abril de 2011

Una nueva aventura

Vestido Mayte Paruguez. Lo puedes encontrar en Látika en blanco y en choco

Después de tantos años en el colegio, estudiando para aquellos examenes con el miedo en el cuerpo de no ser nada en la vida, o eso me decían mis padres, llegó el momento de ir a la Universidad, pensando que las cosas iban a cambiar .. pues no, seguía estudiando con el fin de tener un buen puesto de trabajo y, aunque ya no eran mis padres los que me abrían los ojos, acabé mi licenciatura. Todos sabemos lo difícil que es encontrar trabajo y más aún sin tener experiencia, aún así tuve la suerte de ser elegida para un contrato de un año, si, trabajé un montón, tal vez bastante más de lo que se haya visto o valorado, pero como todos sabemos para las empresas muchas veces somos simplemente números y el hecho de que hayamos alcanzado este porcentaje desorbitado de paro hace que jueguen con nosotros un poco, ¿se te acaba la beca? Dá igual lo que hayas hecho, tenemos a miles de persona esperando para que abusemos de ellas por un módico precio y claro, no vamos a pagar más por alguien válido pudiendo pagar menos. Así que unas semanas antes de acabar mi contrato se me dió por pensar en tener mi propia empresa, siempre me ha gustado la moda más que nada, asi que ¿porque no una tienda de ropa femenina? Algo diferente que no haya en Galicia, sin pensármelo dos veces me tiré a la piscina, todavía no sé si con suficiente agua, pero trabajar para mi misma esta siendo una nueva experiencia, algo que nunca se me había pasado por la cabeza y porque no decirlo, estoy muy contenta. ¿Saldrá bien o mal? Nunca se sabe, quien no arriesga no gana.

3 comentarios:

Lita dijo...

Bienvenida al mundo blogger! Me ha gustado lo que has escrito y estoy de acuerdo contigo, mejor montar tu propia empresa haciendo algo que de verdad te guste y te llene! Te deseo toda la suerte del mundo con tu tienda y con el blog! Ya tienes una seguidora más!
Un beso!

Látika dijo...

Muchas graciass!

Mel´s Red Cabin dijo...

Muchas Felicidades guapa, la verdad es que se siente muy bien ser tu propia jefa, yo también tengo una tienda y aunque a veces no se vende mucho me siento feliz.

Un besazo